fbpx

RELUGAL

Como iniciativa de un pescador artesanal, el Sr. Alberto Granja, quien buscaba una alternativa de trabajo alejado de la pesca, y con el apoyo de CONAUTO C.A.; en octubre de 1999 nace la idea de implementar un proyecto tendiente a preservar y precautelar los ambientes terrestres y marinos de las Islas.

La visión de ambos se dirigió a establecer qué sucedía con los aceites usados generados por el parque automotor y las embarcaciones de Santa Cruz. Tras investigar se determinó que parte de estos productos eran vertidos directamente al mar, otra se arrojaban en grietas con lo que, por filtración se contaminaban los acuíferos existentes y al final terminaban en el mar con los consiguientes daños ambientales.

Es así que en febrero del 2000, tras la redacción de un anteproyecto, que se presentó a las principales instituciones gubernamentales y ONG con base en las Islas; da inicio RELUGAL, Plan de Recolección de Lubricantes Usados en Galápagos.

RELUGAL, tras difundir su propósito a la población galapagueña para concientizarla y lograr su cooperación, comienza a recolectar en tanques de 55 gls. los aceites usados generados por el parque automotor de Santa Cruz, las embarcaciones (pesqueras-artesanales y turísticas) e instituciones de servicio público como ELECGALAPAGOS, que desarrollan y brindan sus servicios en esta bella Isla.

Inicialmente Alberto Granja transportaba los tanques que contenían los lubricantes en su camioneta y los llevaba hasta los patios de su casa, en donde procedía a eliminar las impurezas y materiales no aceitosos para luego almacenarlos temporalmente hasta poder enviarlos a Guayaquil por vía marítima.

Posteriormente, con el apoyo del Parque Nacional Galápagos (PNG), quien da en comodato un terreno en las afueras de Puerto Ayora; el Gobierno Municipal de Santa Cruz, el cual construye las vías de acceso hasta los predios del terreno; el aporte de CONAUTO C.A., se construye un galpón; finalmente en Octubre del 2004, se inagura el Centro de Acopio de Lubricantes Usados, en el cual no solo se almacena este producto, sino que también se recolectan y reciclan envases metálicos y plásticos, para darles un destino final apropiado.

Hoy, casi 18 años después, RELUGAL se ha convertido en una mini empresa privada con logros alcanzados que se encuentran a la vista. Cuenta con un personal calificado y una adecuada infraestructura, para la recolección, transporte y almacenaje de aceites quemados que cumple con las exigencias ambientales impuestas para el manejo de estos productos.

Cuenta con una oficina bien equipada, desde donde se coordinan las actividades de control, recolección y registro estadístico completo, referente a la cantidad de lubricante recolectado, así como de cada una de las embarcaciones, instituciones y negocios relacionados con el uso de este producto en Santa Cruz.

RELUGAL, no sólo se ha preocupado por la contaminación de las Islas, sinó que también se interesó en asegurarse que este producto no cause problemas en el Continente. Anteriormente el aceite era reutilizado como combustible alternativo por empresas autorizadas, previa exahustiva investigación. A partir del año 2000, Seriglas Fábrica de envases de vidrio, colabora con nosotros descargando y pesando tanques (de 55 galones cada uno) de aceites usados, para luego proceder a la destrucción térmica en concordancia con la autorización del M. I. Municipio de Guayaquil.

Actualmente RELUGAL, con la colaboración del Gobierno Municipal de Santa Cruz, expandió sus servicios implementando la recolección de filtros de aceite y aire de motores a 4 tiempos, quemando los cartuchos de papel, que contienen la mayor parte del aceite, en la incineradora del Centro de Reciclaje de Santa Cruz. De igual forma las latas de metal son entregadas al Centro de Chatarra y Llantas.

El 2% de emisiones lanzadas a la atmósfera son amortiguados por el colchón verde (bosque protector) que rodea a esta empresa.

Pero el logro más importante y de incalculable valor que RELUGAL hasta el momento ha alcanzado; es el haber podido sacar de las Islas más de 500 mil galones de aceite usado. Este hecho sólo puede ser dimensionado si lo comparamos con el grado de contaminación que causó el B/C JESSICA, que tras encayar en Pto. Baquerizo Moreno derramó 120 mil galones de bunker, el cual causó daños incalculables a las comunidades biológicas marinas costeras de las Islas.

``Todos tenemos derecho a vivir en un mundo sano, pero también es nuestro deber mantenerlo así para todos los que nos rodean. Galápagos es único, no hay más``
Alberto Granja G.

RELUGAL | San Cristóbal y Roberto Schiess, Puerto Ayora - Santa Cruz | Tel.: (593-5) 2527514 | recoleccion_aceites_granja@hotmail.com
Volver