CÓMO ELEGIR EL MEJOR VEHÍCULO FAMILIAR EN 5 PASOS – CONAUTO
  • 4 diciembre, 2017
  • 449

CÓMO ELEGIR EL MEJOR VEHÍCULO FAMILIAR EN 5 PASOS

Vehículo Familiar

La llegada de los hijos es siempre un motivo de alegría pero, no nos engañemos, también representa una pequeña preocupación en todos los ámbitos de la vida, incluyendo el concerniente al vehículo que conduces.

Elegir el vehículo familiar que mejor se adapte a tus necesidades y circunstancias es todo un reto, por eso Tirecity te trae los siguientes pasos al momento de elegir un adecuado vehículo familiar:

1.-Determina el presupuesto

La forma de llevar a cabo la compra más inteligente de un auto es fijar un presupuesto desde el inicio.

De esa manera, evitarás encapricharte con un determinado modelo o un equipamiento concreto que, a la larga, no te proporcionarán un mayor nivel de satisfacción, pero sí supondrán un desembolso económico mayor del que podrías haberte permitido.

2.- Define las necesidades específicas de tu familia

Cada familia es distinta y esto debería quedar reflejado en la elección del vehículo.

Existen muchas variables a tener en cuenta. Te indicamos aquí algunas de las más relevantes.

Numero de personas: El número de personas que conforman tu familia es, por supuesto, el factor más crítico. Influirá especialmente en las plazas necesarias, así como el volumen requerido en el maletero, especialmente, en los desplazamientos de larga distancia.

Necesidades de movilidad:

Este ámbito recoge muchos factores.

Auto principal o secundario: dependiendo de si el vehículo familiar va a ser el auto principal o la opción secundaria, deberás encontrar un equilibrio entre las necesidades de desplazarse con toda la familia, el hecho de acudir el puesto de trabajo en auto, así como el coste de mantenimiento derivado de un mayor o menor uso del vehículo.

Ámbito urbano o rural: las necesidades de movilidad urbana son considerablemente distintas de las propias del ámbito rural. Las distancias a recorrer, calidad de las carreteras, posibilidades de aparcamiento, seguridad e incluso la climatología son factores que conviene tener en cuenta.

Kilometraje anual realizado: el número de kilómetros que vayas a realizar con el auto es otra variable importante. El nivel de exigencia a la que sometas a la mecánica del vehículo, así como los costes de mantenimiento, combustible y recambio de neumáticos varían sustancialmente entre un modelo u otro.

Hábitos de ocio: los hábitos de ocio familiar plantean necesidades específicas que también tienes que tener en cuenta. ¿Sueles viajar a la playa o a la montaña? ¿O te gusta esquiar? ¿Quizá seas un aficionado a las acampadas o los deportes de riesgo? ¿Viajas con el auto los fines de semana?

Las características del vehículo deberían adaptarse a este tipo de hábitos.

Mascotas: La presencia de mascotas en el hogar también tiene repercusión en el vehículo familiar, por lo menos si pretendes viajar con ellas. No olvides tenerlo en cuenta.

3.- Prioriza los ámbitos críticos 

Con independencia de lo indicado en el anterior apartado, te recomendamos encarecidamente dar prioridad a los siguientes elementos.

Sistema de seguridad: 

La seguridad de tu familia debería ser siempre lo más importante.

Actualmente, la mayor parte de las marcas ponen a disposición de sus clientes un amplio surtido de sistemas de seguridad activa y pasiva. A menudo, muchos modelos incorporan de serie un buen número de estas prestaciones.

Maletero y espacio de almacenamiento

No olvides que el volumen del maletero es un aspecto trascendental, máxime en los desplazamientos vacacionales.

4.- Analiza y escoge el equipamiento

Las tapicerías de lujo pueden no ser una buena opción si viajas con niños pequeños o mascotas. Sin embargo, las cámaras de visión trasera o los sistemas de asistencia para el aparcamiento te facilitarán mucho la vida cuando se trata de estacionar vehículos de gran tamaño, como los autos familiares.

5.- Compara y prueba varios modelos antes de hacer tu elección

No dejes de probar y comparar todas las opciones que estimes oportunas.

Los criterios que te hemos dado deberían permitirte reducir el ámbito de búsqueda para que la elección resulte más sencilla.



Volver