Lo que es bueno para el medio ambiente también es bueno para su billetera.

  1. Después de encender el motor, lo mejor es conducir inmediatamente. Dejar en marcha el vehículo parado causa contaminación y consumo excesivo de combustible.
  2. No lleve peso innecesario en el vehículo. El peso excesivo le exige más al motor y aumenta el consumo de combustible.
  3. Suelte el acelerador con suavidad para arrancar y pasar a una marcha superior a tiempo.
  4. No llegue a los semáforos a toda velocidad. Si es obvio que debe detenerse, comience a desacelerar mucho antes.
  5. Si se conduce a alta velocidad (a más de 80 km/h y especialmente por encima de 96 km/h) se usa más combustible y se produce más contaminación.
  6. Evite acelerar bruscamente. Siempre que sea posible, mantenga todas las ventanillas cerradas y asegúrese de que las puertas, el capó y el baúl estén bien asegurados.
  7. Conserve suficiente distancia entre su vehículo y el que está adelante. Esto evita tener que reaccionar repentinamente, y le permite frenar y acelerar más con más suavidad.
  8. En las curvas, reduzca la velocidad a tiempo y acelere suavemente cuando esté en el medio de la curva. El frenado tardío y brusco antes de una curva seguido de una aceleración rápida genera un mayor consumo de combustible.
  9. Si observa el camino para anticipar algún problema, su estilo de conducción será más uniforme y controlado.
  10. Los neumáticos en buenas condiciones y con la presión correcta mejoran el consumo de combustible y la seguridad. Recuerde verificar los neumáticos periódicamente.
  11. Asegúrese de que el vehículo tenga un mantenimiento adecuado y periódico. Si la lubricación del motor, el alineado de las ruedas y el ajuste de los frenos son deficientes, puede aumentar el consumo de combustible.
HAVOLINE® MOTOR OIL CON DEPOSIT SHIELD™ SAE 10W-30
HAVOLINE® MOTOR OIL SAE 30
HAVOLINE® MOTOR OIL SAE 40
HAVOLINE® ULTRA S SAE 5W-40

Havoline tiene sorpresas para ti

Nombre y Apellido
Correo electrónico

Volver